Hipnosis

mente engrane La hipnosis es una tecnología que permite acceder y modificar las grabaciones mentales que permanecen ocultas y por tanto, resultan desconocidas para la propia persona.

En penumbra, sin luces estridentes, en silencio y con una agradable temperatura, la persona se deja llevar por la voz del hipnoterapeuta, hasta alcanzar en pocos minutos una serena concentración, en la que el cerebro está mucho más receptivo a las indicaciones terapéuticas y a las modificaciones de conducta.

La hipnosis se viene empleando desde los egipcios, que la aplicaban en los llamados Templos del Sueño y, lejos de la tradicional y teatral puesta en escena en la que un reloj oscilante ante los ojos de una persona, logra anular su voluntad, una moderna sesión de hipnosis clínica terapéutica, se parece más a una agradable forma de relax, sin dejar de percibir lo que ocurre alrededor.

En 1958 la American Medical Association reconoció oficialmente el valor terapéutico del hipnotismo. Anteriormente, ya en 1955 la British Medical Association aprobó el tratamiento con hipnosis en odontología y obstetricia..

La hipnosis es una tecnología seria y avalada por abundante literatura que muestra su gran efectividad en diversos campos: problemas psicológicos, toxicomanías y dependencias, enfermedades psicosomáticas, problemas sexuales, dolor, insomnio, cirugía, activador del sistema inmunológico, en el deporte, en odontología, en pedagogía (estudio, aprendizaje, memoria…), etc.

Siendo muchas la patologías o trastornos en los que ha demostrado su eficacia: ansiedad, depresión, estrés, deshabituación del tabaco,  de cocaína… ludopatía, alcoholismo, tartamudez, fobias, asma, trastornos dermatológicos, síndrome del colon irritable, náuseas y vómitos en quimioterapia, sometimiento a procedimientos médicos estresantes, estrés postraumático, dismenorrea, dolor crónico, anestesia psicológica en el parto, bajar de peso y volumen corporal, reducir la hipersensibilidad alérgica, estabilizar la presión arterial, patologías del aparato digestivo, problemas sexuales, eyaculación precoz, anorgasmia, disfunción eréctil, deseo sexual inhibido, insomnio, etc.